EL MEU LOGO

EL MEU LOGO
a

divendres, de novembre 23, 2007

A la memòria de Maurice Béjart


Ahir va morir el que possiblement passarà a la història com el coreògraf més important de la segona meitat del segle XX, Maurice Béjart


Cada vegada em costa més identificar-me amb el meu col.lectiu, tant si és Barcelona com Europa. L'única cosa que em salva són les persones concretes que tinc a prop i altres persones també concretes que no em coneixen, però que m'han donat unes engrunes o uns cabassos de felicitat, de bellesa.


Maurice Béjart m'ha donat felicitat i bellesa a cabaços.

5 comentaris:

amelia ha dit...

EXTRACTO DEL "MENSAJE DEL DÍA INTERNACIONAL DEL TEATRO DE 2006"

"Todos los días deben ser días mundiales del teatro, porque en estos 20 siglos, siempre ha estado encendida la llama del teatro en algún rincón de la tierra.
Al teatro, siempre se le ha decretado la muerte, sobretodo con el surgimiento del cine, la televisión y ahora los medios digitales. La tecnología invadió los escenarios y aplastó la dimensión humana, se intentó un teatro plástico, cercano a la pintura en movimiento, que desplazó la palabra. Hubo obras sin palabras, o sin luz o sin actores, sólo maniquíes y muñecos en una instalación con múltiples juegos de luces.

La tecnología intentó convertir al teatro en fuego de artificio o en espectáculo de feria.

Hoy asistimos a la vuelta del actor frente al espectador. Hoy presenciamos el retorno de la palabra sobre el escenario.

El teatro ha renunciado a la comunicación masiva y ha reconocido sus propios límites que le impone la presencia de dos seres frente a sí que se comunican sentimientos, emociones, sueños y esperanzas. El arte escénico está dejando de contar historias para debatir ideas.

El teatro conmueve, ilumina, incomoda, perturba, exalta, revela, provoca, trasgrede. Es una conversación compartida con la sociedad. El teatro es la primera de las artes que se enfrenta con la nada, las sombras y el silencio para que surjan la palabra, el movimiento, las luces y la vida.

El teatro es un hecho vivo que se consume a sí mismo mientras se produce, pero siempre renace de las cenizas. Es una comunicación mágica en la que cada persona da y recibe algo que la transforma.

El teatro refleja la angustia existencial del hombre y desentraña la condición humana.. A través del teatro, no hablan sus creadores, sino la sociedad de su tiempo.

El teatro tiene enemigos visibles, la ausencia de educación artística en la niñez, que impide descubrirlo y gozarlo; la pobreza que invade al mundo, alejando a los espectadores de las butacas y la indiferencia y el desprecio de los gobiernos que deben promoverlo.

En el teatro hablaron los dioses y los hombres, pero ahora el hombre habla a otros hombres. Por eso el teatro tiene que ser más grande y mejor que la vida misma. El teatro es un acto de fe en el valor de una palabra sensata en un mundo demente. Es un acto de fe en los seres humanos que son responsables de su destino.

Hay que vivir el teatro para entender qué nos está pasando, para transmitir el dolor que está en el aire, pero también para vislumbrar un rayo de esperanza en el caos y pesadilla cotidiana.

¡Vivan los oficiantes del rito teatral! ¡Viva el teatro! "

Víctor Hugo Rascón Banda

UNA FORTA ABRAÇADA!

JULIANEN ha dit...

unes paraules sentides i emotivas dedicades a la mort del gran Béjart,
comparteixo amb tu el pensament de que si no fos per les petites engrunes de bellesa que ens dona la vida em sento perdut i solitari
quina setmana Fernan Gomez, Bêjart, Candel, ja queden pocs!

Albert de la Hoz ha dit...

Amelia,
Gracias por este precioso documento. Es cierto, antes los dioses hablaban a los hombres desde el escenario. Eran dioses de verdad, tenían grandeza y sabiduría. Los dioses de ahora lo hacen desde la TV, con un lenguaje pobre y un mensaje que es un insulto a la inteligencia. Cataluña se para con VENT DEL PLA...
julianen,
Moltes gràcies.

Arare ha dit...

jo també en vaig pearlar, al meu blog... feia dies que no escrivies, m'¡alegra que hagis tornat, encara que sigui per una mort tan sentida (l'any passat vaig tenir la sort de veure'l al Liceu, a ell, en persona, molt vellet, recolzat en un bastó, però parlant amb la saviesa de l'artista) Una llàstima, els genis també moren...

Una abraçada, company!

Albert de la Hoz ha dit...

Hola arare,
Com potser t'adones, el meu blog està en calmes, però això al marge, evidentment la mort de BéjART és un cop, encara que jo no l'oblidaré mai el dia que va pujar a l'escenari pels aplaudimets per NIJINSKY, CLOWN OF GOD.